Contáctenos: 773-657-CASA (2272)
¡Cotizar Ahora!
Cuál es el porcentaje de cobertura que debería buscar dentro del paquete básico de Seguro de Vivienda

Hoy en día, conseguir un seguro de casa es muy fácil y rápido. Existen compañías de seguro que a lo largo de 100 años han estado trabajando para diseñar pólizas de seguros que se ajustan a los diferentes tipos de propiedades. Así mismo, la competencia entre las compañías de Seguro por satisfacer las expectativas de sus clientes y el fácil acceso a información, han hecho que los agentes de seguro tengan un amplio campo de búsqueda para encontrar los mejores precios disponibles para los propietarios de vivienda. 

Por todo esto, segurodecasa.org le trae una pequeña guía para conseguir un seguro que le permita dormir tranquilo sabiendo que ha tomado la decisión correcta. La clave para comprar un buen seguro de casa, es obtener más de una cotización que nos permita hacer comparaciones antes de tomar una decisión final, tener información clara sobre las coberturas básicas y conocer los detalles que no deben sorprendernos en caso de necesitar ayuda de nuestro seguro en el futuro. 

¿Cuáles son las coberturas básicas y los riesgos cubiertos por un seguro de casa estándar?

Las pólizas de seguro puede ser un tanto confusas y muy amplias, pero ésto dejará de ser un motivo para no leer los puntos más importantes, pues acá te indico algunos de los detalles a los que debes prestar atención. En principio, debemos tener en claro el tipo o forma de póliza que estamos comprando de acuerdo a la propiedad que queremos asegurar. Ahora, veremos cuáles son las coberturas de la forma de póliza más común: La forma HO-3

 

Parte A.-  Cobertura de Vivienda (Dwelling): Protege la edificación de su hogar; es decir, las estructuras tales como techos, paredes, ventanas, etc. Esta parte de la póliza se encarga de pagar un reembolso o pagar por la reparación de su vivienda, si ésta ha sido afectada por algún riesgo que esté bajo cobertura. Lo normal en este tipo de pólizas es que ofrezca cobertura por 16 tipos de riesgos nombrados.

Parte B.- Cobertura para Estructuras Separadas (Detached structures) Protege estructuras que estén dentro de tu propiedad, pero están a su vez, separadas de la casa principal, como tu garaje o un pequeño almacén de herramientas. 

Parte C.- Cobertura para Objetos Personales (Personal Property) Protege todo lo que contiene tu vivienda como muebles, ropa, equipos de deporte, etc. La cobertura que ofrece esta Parte C protege contra robos, incendios, algunos desastres naturales y pérdidas que formen parte de la lista de 16 riesgos nombrados en la póliza. Los objetos personales de mayor valor económico como joyas, abrigos de piel, instrumentos musicales, etc. puede tener cobertura dentro o fuera de su vivienda; sin embargo, el monto de cobertura que le ofrecerán será limitado. Se puede agregar un seguro extra a la póliza para aumentar los límites de cobertura de dichos objetos de valor, si el cliente así lo desea.

Parte D.- Cobertura por Pérdida de Uso (Loss of use) Asiste cuando un siniestro deja su vivienda inhabitable y tiene que salir de ella mientras está en proceso de reparación o reconstrucción. Ésta parte D paga gastos de vida habituales tales como hospedaje, alimentación, etc. 

Parte E.- Responsabilidad Personal (Personal Liability) Asiste en caso de que tú o algún miembro de tu familia haya sido responsable por lesiones o daños a la propiedad de terceros y deba enfrentar una demanda. Es decir, ayuda a cubrir los gastos médicos, por pago de acuerdos legales y gastos de asistencia legal si la demanda es desfavorable para ti. 

Parte F.- Cobertura para Gastos Médicos (Medical coverage) Si algún invitado llega a su casa y sufre un accidente dentro de su propiedad, ésta Parte F ayuda a solventar gastos relacionados con los servicios de salud, sin importar quién haya sido el culpable por dicho accidente.

Ahora que conocemos las coberturas de una póliza de forma HO-3 es hora de mencionar cuáles son los 16 riesgos específicos que pueden estar nombrados en la póliza y por los cuales puedes recurrir a tu compañía de seguro. 

  1. Incendios y relámpagos 
  2. Tormentas y granizo 
  3. Explosiones
  4. Daños por disturbios o levantamiento civil.
  5. Daños causados por aeronaves.
  6. Daños causados  por vehículos.
  7. Daños causados por humo.
  8. Daños causados por vandalismo o actos maliciosos.
  9. Robo
  10.  Erupciones volcánicas
  11.  Daños causados por caída de objetos
  12.  Daños causados por el peso de la nieve o el hielo. 
  13.  Descargas accidentales de agua o vapor de sistemas de tuberías, calefacción, aire acondicionado, o de sistema de rociadores contra fuego, o de un electrodoméstico.
  14. Daños por rotura, rajaduras, quemaduras o desbordes repentinos y accidentales de sistemas de vapor o de calentadores de agua, sistemas de aire acondicionado o sistemas contra fuegos automáticos.
  15. Daños por el congelamiento de tuberías, calefacción, aire acondicionado, de rociadores contra fuego, o de un electrodoméstico.
  16. Daños repentinos y accidentales ocasionados por corriente eléctrica generada artificialmente.

 

Por otro lado, si estás rentando una propiedad, entonces lo que buscas es una póliza de la Forma HO-4 pues ésta te puede brindar cobertura por los 16 riesgos antes mencionados para proteger tus objetos personales pero no cubrirá los daños a la estructura de la vivienda; para ello, el dueño de la propiedad podrá obtener una Póliza de Seguro para Arrendador o “Landlord Insurance Policy.” 

¿Qué detalles necesito conocer antes de comprar el seguro? 

Un seguro de casa es una inversión para tu tranquilidad y paz mental en el futuro y casi siempre lo compramos con la esperanza de no tener usarlo. Sin embargo, antes de hacer la compra de un seguro de casa, debemos prestar atención a ciertos detalles que pueden tomarnos por sorpresa en caso de recurrir a él para solucionar una catástrofe.

Si ocurriera un siniestro bajo cobertura, la aseguradora pedirá el pago de un deducible para iniciar el proceso de resolución de su reclamo. Es importante recordar que el deducible, es la suma de dinero que el titular debe amortizar con dinero de su bolsillo para accionar el pago de cobertura por un reclamo. Al comprar una póliza de seguro de vivienda te darán las opciones disponibles para el pago del deducible, el titular de la póliza decide el monto a pagar. Normalmente, cuanto más alto sea el monto del deducible hay más probabilidades de que el pago mensual del seguro sea menor. 

Así mismo, las pólizas de seguro tienen un límite de cobertura, esto significa que tienen un monto de dinero máximo que usarán para pagar las pérdidas en caso de presentarse una catástrofe. Por ejemplo, si tu póliza tiene un límite de cobertura de $800.000 para La Parte A que cubre la estructura de la propiedad, éste monto marcará también el límite de cobertura de toda tu póliza. Esto significa que el resto de las Partes en las que se dividen las coberturas de la Póliza, compartirán porcentajes que definirán cuánto pagará el seguro por cada incidente. Los porcentajes pueden aplicarse de la siguiente manera:

10% para cubrir la Parte B para daños a otras estructuras.

50% o 70% para cubrir la Parte C, pérdidas de objetos personales.

20% para la Parte D o pérdidas de uso.

$1000 o $5000 para la Parte F que son gastos médicos.

El monto de cobertura de la Parte E puede empezar en $100.000 y puede extenderse hasta el límite de cobertura total de la póliza de acuerdo a la preferencia del titular.

Entonces, ahora que conoces de coberturas y los detalles que pasan inadvertidos en una póliza de seguro de vivienda, nosotros en segurodecasa.org te ayudaremos a encontrar el mejor precio para tu seguro y podemos ofrecerte cotizaciones gratuitas con las mejores compañías del país. Llámanos al 773-657-2272 y nuestros agentes estarán listo para resolver tus dudas y ayudarte a encontrar la póliza de seguro de casa que buscas.